miércoles, 18 de marzo de 2009

Paradójico

Hoy me siendo paradójico.
Realmente los sentimientos enfrentados me invadieron ayer.
Ya sé que no viene a cuento ya que éste es un blog de viajes, pero utilizo esta entrada para explicar por qué me lleva tanto tiempo contarlos.

Estaría guay poder vernos la nuca para peinarnos por detrás, ¿eh? Jeje.

Y es que en estos días tengo millones de cosas que hacer, así que no me sobra tiempo para acabar de escribir el viaje a New York y escribir por completo el viaje a La Selva Negra que, aunque fue corto, también fue interesante.

Entre todas las cosas que tengo que hacer, antes de ayer por la noche no me salía nada. Así que me fui a la cama porque no era capaz de razonar las cosas. Pero como había dormido una siesta enorme por la tarde, no podía dormirme una vez dentro de la cama. Además, al agobio porque no me salían las cosas me hizo despejarme de nuevo.

Pasados 10 minutos me levanté de nuevo y me puse a acabar alguna de las cosas. Y lo conseguí.

Acabé una de las cosas, me sentía súper orgulloso de mí mismo, pero a la vez completamente avergonzado por sentirme orgulloso, ya que sólo había acabado una de las miles de cosas que tenía que hacer.

¿Os ha pasado alguna vez eso? Espero que sí. Espero que no sea una cosa más de mi doble personalidad.

Pues eso, que ayer me sentía paradójico.

2 comentarios:

Sand dijo...

Vamos a ver, señor paradójico... A la vista de que soy la única que comenta en este blog :p tendrás que fiarte de mí...

Así que no te preocupes, que tu doble personalidad (¿estás seguro que sólo es doble?) puede tener muchos síntomas, pero este NO.

Casi todas las personas tienen estos sentimientos encontrados. Es lógico, y, de hecho, creo que es algo innato del ser humano... Así que todos somos un poquito paradójicos :P Pero eso es interesante, no? ;)

A disfrutar del sol andaluz... En Barcelona tenemos un dia precioso :)

Besos

Anónimo dijo...

Q raro, a mí nunca me pasó algo igual :O

Saludos Dani!